jueves, 24 de marzo de 2016

No ahorres esfuerzos para mantener tus clientes satisfechos con tu producto o servicio

Sé siempre atento, educado y amable con tus clientes – potenciales o actuales. Muestra tu preocupación con la satisfacción de cada cliente – así compre mucho o poco de lo que vendes. Claro, busca maneras de recompensar tus clientes más leales que te compran más productos o servicios. Sin embargo, trata cada cliente como un rey o una reina. Una experiencia de servicio al cliente perfecta se construye en los detalles – así que debes ser muy detallista, rápido y eficiente. No dejes ningún aspecto por pensar y mejorar. Recuerda que, más que una buena compra, los consumidores buscan buenas experiencias de consumo. Eso significa que puedes ganar muchos nuevos clientes y fidelizar los que tienes ofreciendo una experiencia única de valor, conveniencia, eficiencia, calidez y atención detallista a cada una de las personas que quiere comprar lo que estás vendiendo.

miércoles, 23 de marzo de 2016

Define tu plan y síguelo de manera disciplinada

No importa si tus amigos o conocidos viajan mucho y tú poco. No importa si tienen carros más lujosos que el tuyo. No importa si la gente no entiende lo que estás haciendo. No importa si los analistas juran que algo es el contrario de lo que tú esperas que sea. No importa lo que los ‘comentaristas de sofá’ digan sobre tu proyecto. Lo que importa es que tú definas un plan muy bien establecido para lograr construir lo que quieres. Así sea un plano de ahorro e inversión, un plan de compra y alquiler de inmuebles, o un plan para cualquier negocio. Lo que importa es que prepares ese plan con un estudio de su potencial y de cómo lo puedes cumplir. Y, una vez que lo tengas definido, lo que más importa es que, pase lo que pase, tengas la disciplina necesaria para seguir tu plan. Hoy las otras personas podrán no entender lo que estás haciendo – pero mañana verán con admiración el éxito que, con tu plan y disciplinada ejecución, lograste alcanzar.

martes, 22 de marzo de 2016

Invierte por lo menos el 10% de tu riqueza en oro

Con los bancos centrales de todo el mundo competiendo para bajar el valor de sus divisas, en lo que es conocido como ‘guerra de divisas’, muchos activos son influenciados por los cambios en la valorización de las diferentes divisas. Sea como sea, a lo largo plazo, el oro es el activo monetario que más puede ganar con este fenómeno. El oro, más que una inversión, es un seguro contra la devaluación de divisas que está ocurriendo y que probablemente tendrá muchos más episodios en el futuro. Muchas divisas de muchos gobiernos ya existieron y dejaron de existir – pero el oro ha preservado y aumentado su valor desde hace milenios. Por eso, tener por lo menos el 10% de tu riqueza en oro – en monedas o lingotes que tengas en tus manos, escondidos en un lugar que solamente tu conozcas – es una apuesta en su valorización futura y una seguridad contra las oscilaciones y devaluaciones cambiarias que el futuro seguramente traerá.

lunes, 21 de marzo de 2016

Arrienda la casa en que vives y alquila las casas que tienes

Cuando arriendas una casa para vivir, solamente necesitas preocuparte con el valor del arriendo. No pagas impuestos, no pagas arreglos ni reparaciones, y puedes cambiar de casa libremente si lo quieres o necesitas. Así que, generalmente, es mejor vivir en una casa en arriendo que en casa propia. Sin embargo, es una buena apuesta comprar una o más casas, si las alquilas. A través de crédito u otro medio, puedes comprar una o más casas y generar ingresos a través del alquiler, dejando que sean tus inquilinos los que te pagan el crédito, aumentando tu riqueza. Cuando lo hagas, asegúrate de que compras casas por debajo de su valor de mercado, en buen estado (o en mal estado y por eso más baratas, para que las mandes arreglar), en ubicaciones que tengan un buen potencial de valorización, y donde haya demanda para casas arriendadas como las que compras.